Image
08 de julio de 2021 Visto 308 veces

Día Mundial de la Alergia La importancia de la rinitis alérgica

Dra. Constanza Valdés, Otorrinolaringóloga

El 8 de julio se celebra el día mundial de la alergia, que engloba un grupo de enfermedades donde destaca la rinitis alérgica. Existen diferentes tipos de rinitis, siendo las más frecuentes la alérgica y la infecciosa. La rinitis alérgica es la inflamación de la mucosa nasal mediada por la Inmunoglobulina E; que provoca los siguientes síntomas: mucosidad nasal que puede ser anterior o posterior, obstrucción o congestión nasal y también puede haber estornudos y picazón de nariz y ojos. Estos síntomas afectan enormemente la calidad de vida de los pacientes por lo cual es importante tratarlos.

La rinitis alérgica es la enfermedad inmunológica más frecuente, afecta alrededor del 10 al 25% de la población, y se ha visto a nivel mundial un aumento en su prevalencia en los últimos años, tanto en niños como adolescentes.
La podemos clasificar con respecto a la persistencia de sus síntomas en intermitente y persistente; y con respecto a la severidad de los síntomas en leve o moderada y severa.

Es importante destacar que presenta una asociación con asma bronquial, debido a que el recubrimiento de la nariz y de los pulmones es el mismo. Así es como la mayoría de los pacientes con asma sufren de rinitis alérgica y esta es un factor de riesgo para el desarrollo del asma. Asimismo, cuando la rinitis se trata correctamente puede disminuir los síntomas de asma y reduce el tratamiento de emergencia para el asma bronquial.

Para realizar el diagnóstico es necesario una buena historia clínica, el examen físico muestra característicamente una mucosa nasal edematosa con mucosidad clara y presencia de cornetes inferiores aumentados de tamaño. Dentro de los exámenes que nos ayudan a identificar a qué es alérgico el paciente está el “test cutáneo a aeroalergenos” y las “inmunoglobulinas específicas”.

Con respecto al tratamiento de está enfermedad tendremos las medidas ambientales, farmacológicas y la inmunoterapia.

En cuanto al manejo ambiental es importante limitar la exposición a las sustancias a las que el paciente es alérgico, mejorar la ventilación del hogar, evitar alfombras, entre otras.
Dentro de las medidas farmacológicas más utilizadas se encuentran los antihistamínicos y los corticoides nasales, va a depender del tipo de síntoma que presente el paciente cuál será el tratamiento adecuado. En algunos pacientes en que además hay alteraciones estructurales de la nariz se puede indicar cirugía; por ejemplo en una desviación del tabique nasal.

La inmunoterapia se define como la administración de alérgenos (partícula que produce alergia) a un paciente alérgico para así disminuir los síntomas y la reacción alérgica.

La rinitis alérgica es una enfermedad que afecta enormemente la calidad de vida del paciente, pero tiene tratamiento que logra controlar los síntomas de la enfermedad misma, y mejorar el control del asma y otras enfermedades respiratorias, contribuyendo a una mejor salud en general.